1-arri-orbiter-martin-sapia
Aug. 25, 2023

El DF Martín Sapia ADF cuenta que con el ARRI Orbiter volvió a jugar con la luz

El ARRI Orbiter le permitió al director de fotografía argentino Martín Sapia impulsar su vision artística para usarlo de forma creativa en “Los MacAnimals” para Disney+.

Aug. 25, 2023

Los sets de filmación no suelen ser el lugar más apropiado para experimentar con la luz. El tiempo apremia y no siempre hay margen para el juego y la improvisación en búsqueda de explotar al máximo las posibilidades en beneficio de la historia. La aparición del ARRI Orbiter está cambiando esta realidad, al menos para el DF argentino Martín Sapia ADF. 

En sus 25 años de profesión, se ha especializado en ficciones para televisión, miniseries, unitarios y tiras en Argentina, así como proyectos de cine y publicidad para España y Centroamérica. Fue en su más reciente trabajo, “Los MacAnimals” -una serie de 10 episodios creada para Disney+ que se encuentra en etapa de postproducción- donde Sapia usó el ARRI Orbiter por primera vez. En diálogo con ARRI, habla sobre la importancia de la luz en el trabajo cinematográfico y comparte sus experiencias con la tecnología ARRI.

2-arri-orbiter-martin-sapia-up

DF Martín Sapia ADF busca el juego y la exploración con la luz en su obra

¿Cómo describirías tu forma de trabajar?

Trabajo con la luz en cualquier aspecto. Considero que cualquier objeto que emita luz o la modifique puede ser utilizado si me ayuda a contar la historia, además de que me resulta muy gratificante. No me atengo estrictamente a utilizar luces fabricadas para la industria cinematográfica. Muchas veces, cuando trabajo en estudio y con puestas de luz de gran escala, fabrico mis propias fuentes de luz adaptadas a la forma del decorado. Esto no solo me ayuda a darle singularidad al espacio, sino que a menudo impacta en una mayor productividad y, sobre todo, sin renunciar a la “plástica de la luz”.

Hay una parte artística del cine que trasciende las herramientas que se fabrican. Creo que gran parte del trabajo de un DF es entramar la técnica, la plástica y el esquema de trabajo. En ese contexto, el ARRI Orbiter es una herramienta poderosa que, debo reconocer, me deslumbró.

<<<

Trabajo con la luz en cualquier aspecto. Creo que gran parte del trabajo de un director de fotografía es entramar la técnica, la plástica y el esquema de trabajo.

Martín Sapia ADF

Director de fotografía

¿Por qué? ¿Cómo encaja el ARRI Orbiter dentro de tu dinámica de trabajo?

En fotografía, siempre estamos alterando los atributos de la luz en cuanto a su forma, textura (dureza, suavidad), intensidad y color. Nos interesa tanto la naturaleza de las fuentes de luz, como los cambios que sufre cuando rebota en los objetos y superficies, o atraviesa diferentes materiales. Estos atributos constituyen la plástica de la luz, lo cual es de vital importancia para los directores de fotografía. Es uno de los pilares con el que le damos singularidad a una historia, junto a la composición, la cámara y la corrección de color. El trabajo sobre la luz afecta la narración, la estética, y el cómo se percibe lo que vemos en pantalla, así como el género, y puede tener un gran impacto emocional en el espectador, como la música.

Para iluminar contamos con una variedad de fuentes de luz diseñadas para diferentes propósitos (fresnel, PAR, ledpanel, tubos, etc.) y también filtros, difusores, elementos reflectantes y mucho más. Pero el diseño del ARRI Orbiter y su sistema de integración de accesorios permite combinar estos atributos en un rango mucho más amplio en una sola fuente de luz. Tanto se consiguen sombras muy filosas, incluso a corta distancia, como una iluminación suave y ambiental, con una gran variedad de instancias intermedias. Se puede dar forma a su haz de luz con diferentes ópticas convirtiéndolo en varios tipos de farol ya existentes (fresnel, open face, elipsoidal). Si a esto le sumamos el control preciso de intensidad, color, saturación, y la posibilidad de programar cambios en todas esas variables. Con el ARRI Orbiter, redescubrí el juego con la luz. Ofrece una enorme versatilidad y una gran capacidad plástica.

3-arri-orbiter-martin-sapia

El ARRI Orbiter en el plató de la serie de Disney+ “Los MacAnimals”

¿Cuáles han sido las mayores complejidades dentro del rodaje de la serie “Los MacAnimals” para Disney+ y cómo se ha beneficiado del uso del Orbiter?

La trama de “Los MacAnimals” es sobre una niña de 13 años logra activar una máquina olvidada en el laboratorio de sus padres, que tiene el poder de transformar a los animales en seres humanos. En el transcurso de la historia, los animales del pueblo van sufriendo transformaciones de este tipo.

Parte de la complejidad del proyecto radicó en filmar con una fuente de luz que cumpliera múltiples propósitos a la vez: que se pudiera mover por todos lados rápidamente (incluso llevándola en las manos), que cambie de intensidad y alcance colores muy específicos, y que se pudiera sincronizar con otras fuentes de luz. 

También, debía brillar lo suficiente para competir con distintos entornos de luz, incluso en interiores reales durante el día, cámaras lentas, bajos números ISO’s, etc. Habría sido muy difícil reunir todos estos aspectos a la vez con luces convencionales. El ARRI Orbiter me permitió resolver la ecuación y adaptarme a distintas situaciones de rodaje concreto, no sólo técnicamente, sino que me fue posible programarlo para que sus fluctuaciones se entiendan como una suerte de “actitud o personalidad” de ese elemento fantástico que posteriormente sería incrustado en VFX. 

Para este efecto, me había planteado crear mis propias luces a medida, ocultarlas de un modo especial para que después las puedan quitar de la imagen. Y lo hice. Pero sin el Orbiter no habría podido conseguir el efecto en todos los contextos de rodaje. Es decir, la viabilidad del efecto en la serie estuvo sostenida en esta fuente de luz.

4-arri-orbiter-martin-sapia-losmacanimals

Reparto y equipo de “Los MacAnimals”, producida para Disney+

¿Cómo fue tu experiencia con el Orbiter en cuanto al color?

A nivel visual, juega con el uso de VFX y elementos luminosos incrustados en postproducción que cuentan con una pauta de color específica elegida por el cliente, y que es distintiva de la serie. El Orbiter jugó un rol crucial porque me permitió organizar un efecto complejo, donde la luz debía fluctuar rápidamente entre colores específicos pactados con el cliente e intensidades de luz a un ritmo que sirviera a VFX para integrar un elemento luminoso muy particular, que cambiaría de forma y se movería todo el tiempo por los decorados y entre los personajes. Debía coordinar con VFX ritmo, color, fluctuación, área de incidencia, velocidad y dirección de movimiento de la luz, para que el efecto posteriormente insertado digitalmente se integre orgánicamente en la escena.

¿Para qué tipo de producciones recomendarías el uso del ARRI Orbiter y por qué?

Cuando me enteré de la existencia del Orbiter pensé que era una maravillosa idea, pero que se justificaría en aquellos proyectos con un tratamiento estético muy “manierista”, dinámico, teatral y, en definitiva, con un alto grado de sofisticación.  Sigo pensando que su potencial se aprovecha mejor en planteos complejos o extremos. Pero luego de usarlo me di cuenta que estaba equivocado en cuanto a la especificidad de su aplicación. Hoy le encuentro sentido como una herramienta sumamente adaptable. Siempre se le puede sacar provecho aunque no utilice todas sus funciones. Y el provecho de una herramienta de iluminación no se define solamente en cuanto a la luz. Muchas veces es qué tan fácil te hace el trabajo y cuánto tiempo permite ahorrar. En esos rincones de productividad, esfuerzo, presupuesto y limitaciones es a veces donde se dirime lo se puede hacer o no. Y siempre que pueda obtener esa gota de singularidad, termina valiendo la pena disponer de un recurso como este.

En escenas con una estética más cotidiana me ayudó a lograr ajustes finos más rápidamente y a encontrar la oportunidad de un efecto singular cuya idea surgió espontáneamente. Eso puede marcar una diferencia. No despreciaría nunca un elemento compositivo que, en este contexto, me permita regular el color en un espectro tan amplio sobre una fuente de luz dura e intensa. Resulta muy práctico además, que ese color de la luz se vaya adaptando a la temperatura color cambiante del entorno por medio de un sensor; es de gran ayuda.

5-arri-orbiter-martin-sapia-down

El Orbiter te permite crear ambientes de luz natural cambiando el color de escena a escena

¿Cuáles son los atributos que más te gustaron? ¿Puedes compartir algún ejemplo de uso que te haya sorprendido?

Algunas funciones que ya vienen siendo clásicas en las luces RGBW como los múltiples caminos para lograr el color. Desde la emulación de filtros con una base de temperatura color, pasando por valores HSI, hasta por valores RGB. Pero lo que destaco es la garantía de amplitud del espacio de color que logra el led del  ARRI Orbiter. La interfaz de usuario me resultó muy cómoda. El sistema de “montura” de accesorios me pareció un hallazgo. En combinación con los domos de diferentes tamaños, creo que es una gran herramienta. Combinar los tamaños de los domos me permitió adaptarme a distintos espacios para reproducir el mismo efecto de luz para VFX junto con otras técnicas más artesanales.

Con el Orbiter pude navegar el set entre los personajes con una luz con la que no sólo pude cumplir con las necesidades técnicas, las complejidades de VFX, los pedidos del cliente, sino que también pude trabajar con relativa facilidad, algo tan intangible como la “personalidad o rasgo de comportamiento” de un elemento fantasioso que luego se agregaría digitalmente a la imagen y que tiene un rol protagonista en la serie. Antes del Orbiter, quizás no hubiese sido tan fácil ni hubiese podido resolverlo sin condicionar aún más al rodaje.

Si bien es un artefacto signado por una sofisticada tecnología, rescato es que haya logrado un diseño que tiene un excelente rendimiento y a la vez que tiene múltiples configuraciones. Generalmente, son dos aspectos que no van de la mano. Como director de fotografía, lo que me resulta más valioso del ARRI Orbiter es que es una fuente de luz extremadamente plástica, maleable y que me permite disponer y combinar los atributos de la luz como desee.