SkyPanels iluminan escenario de THE LUCKY ONES

Wolfgang Eibert es responsable por la iluminación de la producción DIE GLUECKLICHEN (THE LUCKY ONES) en el teatro Kammerspiele de Munich. Decidió hacerlo con SkyPanels S30C ARRI… por buenas razones.

El SkyPanel es conocido como una fuente lumínica de calidad superior para producciones fílmicas y televisivas. Pero estas luces LED multifuncionales de superficie ARRI están siendo cada vez más utilizadas también en teatro. Un ejemplo actual de esto es la producción de THE LUCKY ONES por el colectivo teatral "ausbau.sechs" en colaboración con el teatro Kammerspiele de la ciudad de Munich. Se trata de una puesta en escena realizada bajo la dirección artística de Linda Loebel y Sebastian Linz basada en la novela homónima de Kristine Bilkau (Luchterhand, 2015). Se trata de una joven familia urbana que teme su derrumbe social al verse amenazada su fuente de ingresos. No hay actores sino que por medio de auriculares se lleva, en pares, a 16 miembros del público a través de la escenografía que consta de ocho habitaciones cuadradas interconectadas.

En THE LUCKY ONES, se lleva a 16 miembros del público en pares y por medio de auriculares a través de la escenografía que consta de ocho habitaciones cuadradas interconectadas.

Las habitaciones están separadas por paredes colgantes de tres metros de alto hechas de hojas de PVC difusor esmerilado. “Desde el principio supimos qué ambientación lumínica queríamos en cada habitación”, explica Wolfgang Eibert, el hombre a cargo de la iluminación de THE LUCKY ONES. Al inicio de la obra el público debe sentir la calidez y la sensación de seguridad de sus propias cuatro paredes. Luego, con cada nuevo capítulo y habitación, la atmósfera se vuelve más fría y más hostil hasta que culmina en aguda desesperación.

Las habitaciones están separadas por paredes colgantes de tres metros de alto hechas de hojas de hojas de PVC difusor esmerilado. SkyPanels S30C proporcionan la iluminación.

Una dificultad radica en el hecho de que la parte de atrás del escenario está bajo una viga del techo. Esto reduce a cinco metros la altura máxima a la que se pueden colgar luces, lo que hace que las luces de superficie sean la única opción para iluminar el interior. “Normalmente, en un caso así en un teatro debería poder realizarse la mezcla de color con cuatro focos. Pero esto hacía que se proyectaran sombras de colores cambiantes en el suelo blanco y en las mesas”, explica Wolfgang Eibert, quien se ha desempeñado como electricista en iluminación por veinte años. La única solución en la que pudo pensar fue utilizar un spot LED con mezcla de color y entonces se propuso encontrar un foco de máxima calidad, compacto pero potente para este trabajo, que asegurara una iluminación suave uniforme con un gran ángulo de haz de luz y con la menor sombra posible. Eligió el SkyPanel S30C ARRI. “La solución perfecta”, según Wolfgang Eibert. “La salida de luz y la calidad en los distintos tonos de blanco así como en el resto del espectro de color los hizo la solución ideal”. También menciona la pureza del color del spot como una razón importante a favor del S30C porque, a diferencia de lo que ocurre en una película, en el teatro el color del spot siempre debe mantenerse igual. “Y eso es, precisamente, lo que ocurre con las luces ARRI: todos los valores de rendimiento se mantienen siempre idénticos”.

Incluso con un ángulo de haz de luz grande, debían garantizarse una iluminación suave y uniforme y la menor sombra posible. Esta fue una de las razones por las que el teatro eligió el SkyPanel S30C.

Al final los SkyPanels se volvieron un componente clave en el concepto lumínico, apoyado por bombillas convencionales y tubos fluorescentes RGBW dimerizables. Ya sea que se estuviera creando una atmósfera cálida de “familia alrededor de la mesa”, o un espacio grotescamente surrealista sin sombras, no hay dudas de que en la mente de Wolfgang Eibert “los SkyPanels fueron un aporte fundamental para el éxito de THE LUCKY ONES” y no tendrá reparo alguno en “utilizarlos nuevamente en futuros proyectos teatrales”.

Fotografías: Alexander Litschka (2), ARRI (2)