Reiner Holzemer: dueño y operador de AMIRA

Reiner Holzemer: dueño y operador de AMIRA

En este diálogo con ARRI, el realizador de documentales Reiner Holzemer habla sobre sus primeras experiencias de rodaje con su AMIRA en un video sobre el fotógrafo y director de cine holandés Anton Corbijn, y un documental de 90 minutos sobre el ex futbolista internacional Franz Beckenbauer. En el diálogo sobre el uso de hasta cinco cámaras AMIRA en tomas con el diseñador de modas belga Dries Van Noten, a Holzemer se une Els Voorspoels, productor independiente para Van Noten quien tiene la responsabilidad general de sus videos en pasarela, filmes promocionales e instalaciones de video.

Pasar a UHD con ARRI fue muy fácil y accesible, y demostró que la AMIRA es una buena inversión a largo plazo.

¿Por qué decidió invertir en una AMIRA?

Reiner Holzemer:
Estuve viendo otras cámaras, por supuesto, pero cuando vi la AMIRA inmediatamente me enamoré de ella. Luego de 20 minutos con la cámara ya podía rodar con ella: nada de páginas y páginas de menúes, y los controles eran simples. En mi trabajo trato de acercarme mucho a la gente y es muy importante que la tecnología no los distraiga o cause retrasos. La acción frente a cámara sucede una sola vez y no puede repetirse, por lo que uno debe poder confiar en la herramienta.

Su primera experiencia con AMIRA fue en el video sobre Anton Corbijn. ¿Cómo la utilizó en ese rodaje?

RH:
El rodaje sobre Corbijn fue muy sencillo y el presupuesto era tan bajo que comencé rodando solo con él mientras él se encontraba en locación, utilizando cámaras más pequeñas. Recién más adelante obtuve la AMIRA y la usé para rodar las entrevistas, con la cámara sobre un trípode, y agregó mucho valor de producción porque las imágenes son hermosas, incluso si se está mirando un rostro durante 20 o 30 segundos. La diferencia en la calidad de imagen, la composición y la profundidad de campo es enorme: yo diría que inmediatamente parece cine. Desearía haber podido rodar las partes de observación con la AMIRA por supuesto, pero en ese entonces no estaba disponible.

Como mucho, el equipo lo conformábamos yo como director y director de fotografía y un sonidista. La AMIRA tiene un pequeño monitor por lo que no es necesario mirar a través del visor, lo que es bueno en una entrevista cuando tienes que hacer preguntas y verificar el encuadre todo el tiempo. Si uno rueda con la luz disponible se está a merced de los cambios de la luz de sol y de las nubes, pero yo estaba tranquilo a ese respecto porque sabía que la AMIRA tenía 14 stops de rango dinámico y que con Log C tendría mucho espacio en la gradación de color. Sentí que realmente podía confiar en la AMIRA y no tuve temor a la sub o sobreexposición.

En cuanto al trabajo con Beckenbauer: ¿fue mayormente cámara en mano o fue pasando de hombro a trípode y viceversa?

RH:
En el filme sobre Beckenbauer fue una mezcla de ambos. Había partes preparadas que se rodaron en estadios como Wembley, Roma y Berlín donde filmamos entrevistas desde un trípode, pero también hicimos mucho rodaje de observación, que fue más como un abordaje de cinéma vérité. Eso implicó seguirlo con la AMIRA sobre el hombro, a veces con un chico de sonido enganchado a la AMIRA. Esto, para mí, fue el mejor uso de la cámara: uno es muy flexible y, sin embargo, se obtienen imágenes de calidad extremadamente alta.

¿Cuál fue su forma de trabajar con el primer rodaje de Van Noten?

RH:
A Dries no le gusta tener cámaras y gente de los medios alrededor, y es reacio a ser observado. Me aceptó como persona pero yo debía trabajar solo. Coloqué un muy buen micrófono estéreo en la cámara, que toma el sonido desde la dirección del lente y también tiene un canal separado enfocado hacia los lados, por lo que pude concentrarme en Dries cuando hablaba con alguien y yo siempre tenía dos canales para el diálogo. Él también utilizaba un micrófono inalámbrico que estaba conectado a la cámara. Encuentro que las prestaciones de audio de la AMIRA, tanto las automáticas como las manuales, me permiten trabajar solo perfectamente. Tenía control del sonido pero podía concentrarme en la imagen siguiendo a Dries y siendo a la vez muy discreto.

Dries inmediatamente se dio cuenta de que la AMIRA le hacía muchísima más justicia a los colores y detalles de las telas.

¿El abordaje fue diferente en el segundo rodaje con Dries usando la AMIRA?

Els Voorspoels:
En el desfile de moda masculina de Dries del verano 2016 probamos con dos cámaras AMIRA combinadas con tres de las cámaras XDCAM que usamos en general. La iluminación en un desfile de modas se aborda de forma diferente a la del rodaje de un filme, y puede dar como resultado una luz inadecuada, con un sujeto muy iluminado y un fondo oscuro. Gracias al rango dinámico de la AMIRA este efecto se reduce notablemente y todas las tonalidades se capturan en forma natural. Al ver los dailies Dries inmediatamente se dio cuenta de que la AMIRA le hacía muchísima más justicia a los colores y detalles de las telas. La mayor nitidez de la imagen y la exactitud del color destacaban el pleno potencial de su colección y la diferencia con la XDCAM fue innegable.

Posteriormente volvió a utilizar cámaras AMIRA y grabó en UHD 4K. ¿Por qué?

EV:
Luego de esta prueba conversamos con mi equipo de cámara sobre utilizar cinco cámaras AMIRA para capturar cada ángulo de cámara en el siguiente desfile de modas. El ángulo más difícil es, por lejos, la toma frontal media, en la que los modelos caminan directo hacia la cámara. Esto exige la combinación de foco y zoom, lo que implica la contratación de un foquista. Los costos mayores y las tarifas de alquiler de cámaras elevaron el presupuesto total. Sin embargo, la gradación de color llevó un tiempo considerablemente menor. Además de la edición final en 1080p también debo entregar una versión retrato (proporción de aspecto 9:16) donde se necesita una toma agrandada (x2) para reencuadrar la imagen, lo que resulta en una pérdida de calidad. Esto contribuyó a la decisión de rodar con AMIRA en UHD 4K.

Reiner, ¿Cuenta usted con una licencia UHD como prestación permanente en su AMIRA? ¿Más clientes suyos están deseosos de rodar UHD 4K?

RH:
Tengo una licencia UHD permanente porque con frecuencia realizo documentales a largo plazo. Acabo de comenzar un rodaje acerca del Deutsches Museum (Museo Alemán) en Munich que tomará al menos los próximos 10 meses. Desde el inicio yo quería rodar con la mejor calidad de imagen disponible y al mismo tiempo accesible, para lograr un resultado brillante que fascine a mis clientes en 2025. Soy optimista en que ARRI lanzará nuevas soluciones de software para mantener actualizada la calidad de mi cámara y no puedo imaginar a ninguna otra compañía siendo capaz de hacerlo.

¿Entonces, usted confía en que su AMIRA se mantendrá vigente como inversión a largo plazo?

RH:
Decidí comprar la AMIRA apenas unas semanas después de lanzada al mercado y en ese momento solo rodaba 2K. Muchos de mis colegas me advirtieron que como lo que se venía era 4K, la cámara pronto quedaría obsoleta. En ese momento no necesitaba esa opción, pero sí la necesito ahora. Pasar a UHD con ARRI fue muy fácil y accesible, y demostró que la AMIRA es una buena inversión a largo plazo. Creí en la filosofía de ARRI desde el inicio. Ellos dicen que si uno compra esta cámara puede trabajar con ella durante 10 años, lo que en esta industria es mucho tiempo. Otros fabricantes cambian su equipamiento con mucha frecuencia y dejan a los clientes rezagados pero yo confío en la filosofía de ARRI de una larga vida útil.

Pauline Bugler