MOTHER’S DAY – filmando drama con AMIRA

MOTHER’S DAY – filmando drama con AMIRA

La ARRI AMIRA tiene una bien ganada reputación de cámara para documentales resistente y adaptable y como herramienta para cineastas que capturan la vida salvaje. Pero también tiene su papel en largometrajes. El director de fotografía Johann Perry, quien recibiera elogios de la crítica por su trabajo en el filme MOTHER’S DAY de la BBC dialogó con ARRI sobre cómo la AMIRA lo ayudó a hacer realidad su visión artística para dicho filme.

Johann Perry ha pasado la mayor parte de su carrera de veinticinco años realizando documentales pero se ha aventurado, y con éxito, en el terreno de los largometrajes con AGAINST THE LAW, que el año pasado fuera nominado para un premio BAFTA (Premio de la Academia Británica). Es un entusiasta de la AMIRA, y compró una poco después de que salieran a la venta. “Lo que yo quiero es una buena cámara con un gran sensor, un matte box bien hecho y un hermoso lente”, dice, “y ARRI siempre brinda esa sencillez que encuentro muy reconfortante”.

DP Johann Perry con su AMIRA: “Es una gran herramienta, me encanta”.

“Me sentiría perdido como director de fotografía si no estuviera tocando la cámara. Me gusta desmontar todo y dejar lo básico, lo esencial: me gusta que el set-up de mi cámara tenga lo elemental y sea limpio. No me gustan las ‘cositas raras’”, agrega, “es decir, una parafernalia de cosas”.

“Durante toda mi carrera he estado rodando en el mundo real, con luz real, en espacios reducidos. El rodaje de documentales te hace querer sacar el máximo provecho de las cosas. La AMIRA me permitió hacerlo y cuando pasé a los largometrajes me permitió seguir haciendo lo que hago normalmente pero en un entorno más controlado”.

MOTHER’S DAY cuenta la historia de un ataque con bomba del IRA en Warrington en 1993 durante el cual murieron dos niños. Fue un momento crítico en el Conflicto de Irlanda del Norte (conocido en inglés como “The Troubles”) que a lo largo de treinta años se ha cobrado miles de vidas humanas en Gran Bretaña e Irlanda. Las muertes de los dos chicos –Johnathan Ball y Tim Parry– generó una ola de rechazo que llevó a un nuevo diálogo, lo que finalizaría cinco años más tarde en el “Acuerdo del Viernes Santo” (el Good Friday Agreement) que trajo la paz a Irlanda del Norte.

Para MOTHER’S DAY Johann se esforzó mucho en lograr capturar la auténtica sensación del norte de Inglaterra e Irlanda hace un cuarto de siglo. “Me pregunté ‘¿Cómo lucen los años 90?’”, dice. “Los 50, los 60 y los 70 tienen un ‘look’, pero ¿y los 90? Dediqué mucho tiempo a observar filmes de archivo de los años 90, desde Belfast y Dublín hasta Warrington. Quería proyectar esos años y no quería retocarlos, de hecho quería quitarles cualquier lustre y mostrar la realidad. Diseñé mis propios LUT para que coincidieran con eso: crear un look sucio y deslucido”.

“Me pregunté ‘¿Cómo lucen los años 90?’”

“Escogí 25 colores pantone tomados de archivos de prendas, coches, interiores… había tostados y amarillos, azules y borgoña. Confeccioné una plancha con el estilo del filme en A3 y a partir de eso se hizo el diseño del set, vestuario y maquillaje. Esto nos ha permitido mantenernos dentro de la paleta de color de esos años”.

El filme comienza con los momentos previos al atentado y las explosiones que causaron pánico y muerte ese día en Warrington. Está excelentemente bien manejado, combinando la brutalidad del hecho con un profundo respeto por las víctimas. También logra trasmitir la súbita brutalidad de las explosiones y la forma en que el tiempo parece dilatarse en los cortos y fragmentados instantes que siguen a un estallido, cuando unas vidas se pierden y otras cambian para siempre.

El trabajo de Johann está muy arraigado en el áspero realismo de la tradición del documental británico.

Esto, y las excelentes actuaciones del elenco se ven muy beneficiados por la profundidad de campo de Súper 35 de la AMIRA que captura cada detalle, cada mueca y cada lágrima. Pero, por sobre todo, la versatilidad de la AMIRA es lo que atrae a Johann.

“El sistema ARRI te permite hacer que cada proyecto sea único, diferente. Mi trabajo está arraigado en la tradición del documental británico, sensibilidad basada en realismo”, dice, con un fuerte énfasis en esta última palabra. “Me encanta recrear eso, el naturalismo al que estoy acostumbrado. Pienso que es algo muy británico. Pero usando cámaras ARRI es posible lograr una amplia gama estética: puedes pasar de Bollywood a Belfast, y todo el rango intermedio. La AMIRA es una herramienta grandiosa. Me encanta”.


Top Picture: Anna Maxwell Martin como Wendy Parry, la madre de uno de los niños muertos en el estallido de Warrington.

Fotografías: Johann Perry.