LOS ÚLTIMOS JEDI: Steve Yedlin ASC y SkyPanels

LOS ÚLTIMOS JEDI: Steve Yedlin ASC y SkyPanels

Desde gigantescos escenarios a trabajo en locación, según se informa a lo largo del rodaje la producción utilizó 1000 focos SkyPanel. 

La crítica y el público son unánimes: STAR WARS: LOS ÚLTIMOS JEDI es un éxito absoluto o, como dice el crítico de cine de Los Angeles Times Justin Chang, el filme es “el octavo episodio oficial de la serie y probablemente la iteración más emocionante en décadas: el primer filme indiscutiblemente fantástico de STAR WARS desde EL IMPERIO CONTRAATACA de 1980”. Esta película fue otra colaboración entre el director Rian Johnson y el director de fotografía Steve Yedlin ASC. Anteriormente habían trabajado juntos en LOOPER, THE BROTHERS BLOOM y BRICK. LOS ÚLTIMOS JEDI se desarrolla con el trasfondo de la Resistencia preparándose para luchar contra el Primer Orden. Guiado por Luke Skywalker, Rey desarrolla habilidades cuyo poder lo inquieta.

Director de fotografía Steve Yedlin ASC Foto: ARRI

Lo que también destaca a este filme es el uso innovador que hace Yedlin de las soft ligths LED SkyPanel ARRI. Yedlin señala que en STAR WARS: LOS ÚLTIMOS JEDI los SkyPanels se utilizaron en formas muy diversas. “El uso principal fue en grandes estructuras de distintos tipos, tales como el cielorraso completo de un estudio cubierto con difusor”, nos dice. “Ya fuera una bóveda o un gran rectángulo colgado de una grúa podíamos utilizarlos en grandes estructuras y cambiar los colores, e incluso crear escenas matemáticamente”. 

Star Wars: The Last Jedi Behind The Scenes

Vea el detrás de cámaras de STAR WARS: LOS ÚLTIMOS JEDI dirigido por Rian Johnson y rodado por Steve Yedlin ASC. Iluminado con SkyPanels ARRI.

La producción rodó durante varios meses en los Pinewood Studios de Londres con locaciones adicionales en Irlanda, Croacia y Bolivia. Comparado con EL DESPERTAR DE LA FUERZA, el número de sets y de estructuras de iluminación en LOS ÚLTIMOS JEDI fue mucho mayor. Yedlin rodó este filme en una combinación de cuatro formatos: 35mm anamórficos principalmente pero también 35mm esféricos, cámaras ARRI ALEXA esféricas y anamórficas de Panavision, película IMAX 65 mm de 15 perforaciones así como la ALEXA 65 de ARRI Rental. Su primer largometraje con la ARRI ALEXA fue THE GIRL MOST LIKELY, de 2012.

Foto: David James ©2017 Lucasfilm Ltd. Todos los derechos reservados.

Desde gigantescos escenarios a trabajo en locación, según se informa a lo largo del rodaje la producción utilizó 1000 focos SkyPanel. Los SkyPanels son totalmente sintonizables, con temperaturas de color correlacionadas ajustables entre 2800 K y 10000 K con exacta reproducción de color a lo largo de toda la gama.

Yedlin dice que ha utilizado los ARRI SkyPanels en forma continuada en modo HSI (por su sigla en inglés: Tonalidad, Saturación, Intensidad) por varias razones: “En modo HSI la cromaticidad rastrea casi a la perfección”, nos dice. “Si lo configuras en sus coordenadas de cromaticidad para tonalidad y saturación y luego subes y bajas el brillo obtienes un tracking increíblemente sólido del color. Lo que es asombroso del modo HSI es que puedes alcanzar cualquier color que el SkyPanel pueda producir con solo tres canales de datos DMX. El hecho de que podamos llegar a cualquier color con solo tres canales y que el croma rastree realmente bien al ir agregando o quitando brillo es la razón por la que utilizamos HSI”. 

Foto: David James ©2017 Lucasfilm Ltd. Todos los derechos reservados.

Yedlin había creado estructuras interactivas de iluminación antes, pero esta fue su primera vez con luces LED. “Eso fue lo que nos permitió hacer cosas increíblemente complejas”, nos dice. “Podíamos hacer que las luces cambiaran más rápido y de manera más compleja de lo que jamás habríamos podido antes. También era posible reprogramar más rápido. Trabajamos mucho para asegurarnos de que yo contara con los guiones escritos pero también podía, muy rápidamente, generar versiones completamente nuevas. Por ejemplo, si tengo un barril rodando, un hemisferio se ve parte en negro y parte en blanco pero eso no luce bien desde el punto de vista estético y quiero que se perciba como si realmente estuviera girando. Entonces puedo rehacerlo en un minuto para que parezca que son muchas hojas en vez de hemisferios”. 

Podíamos hacer que las luces cambiaran más rápido y de manera más compleja de lo que jamás habríamos podido antes.

La facilidad de uso y la eficiencia de poder realizar cambios dieron libertad al equipo para hacer cosas que no habrían podido hacer antes, tales como recolocar colores en direcciones específicas. “Por ejemplo, si tienes la luz de una explosión anaranjada que domina a las otras luces, el SkyPanel por sí solo puede cambiar desde otro color al anaranjado de manera de que ningún color prevalezca sobre otro. Pudimos realizar cambios de una complejidad e intensidad que generalmente no podemos obtener en forma convencional y realizar todos esos cambios sobre la marcha de maneras muy sencillas”.

El Modo X,Y (también llamado Modo 18) no se encontraba disponible en el SkyPanel al momento de la filmación. Utilizamos el ya conocido diagrama de cromaticidad de espacio de color CIE 1931. Este protocolo permite a los usuarios seleccionar coordenadas x e y para producir un color determinado dentro de ese espacio de color. El director de fotografía nos dice, “Hicimos la película antes de que los SkyPanels contaran con Modo X,Y. Si el Modo 18 hubiera existido en ese momento lo habríamos utilizado en vez del HSI; tiene todas las ventajas del HSI y más. Tiene todo lo bueno que ofrece el HSI más dos ventajas adicionales: habría optimizado nuestra ingeniería (dado que las coordenadas de cromaticidad están ligadas a un estándar universal en vez de a una simple unidad de medida interna de uso único) y habría podido permitir un “crossfading” sencillo entre colores (opuesto a tomar vías tortuosas) para que los colores no saltaran en el trayecto entre el color inicial y el color final”.

El pre-chequeo del equipo tuvo un papel importante en hacer que la iluminación fuera tan fluida, dice Yedlin, quien indica que “el pre-chequeo continuo” duró unos 5 o 6 meses luego de un período de arranque y pausa de varios meses. “LOS ÚLTIMOS JEDI tuvo el pre-chequeo más útil que cualquier otra película que yo haya hecho jamás”, dice. “Todo, desde poder dialogar con el diseñador de producción Rick Heinrichs y sus diseñadores de set acerca de dónde irían las luces en el set… Eso fue particularmente importante porque íbamos a estar en un set completamente cerrado donde puedes ver todas las paredes por lo que no podíamos tener algo en el cielorraso, por ejemplo. La forma de las luces debía ser diseñada junto con el diseñador de set”.

Fotos: Lucasfilm Ltd. © 2017 Lucasfilm Ltd. Todos los derechos reservados.

Tanto tiempo de pre-chequeo dio a Yedlin el tiempo que necesitaba para “mapear correctamente los SkyPanels”. “Tenía una ALEXA, un SkyPanel, un servidor de medios, mi computadora y muchos geles en mi oficina para semanas”, dice. “Tenía tiempo para planificar las cosas con el gaffer David Smith, y también trabajé mucho con [el director de fotografía adicional] Jaron Presant para hacer cosas tales como igualar geles, por ejemplo. Pudimos mapear las coordenadas de cromaticidad para los SkyPanels y hacerlo correctamente con todo el tiempo de pre-chequeo que tuvimos”.

STAR WARS: LOS ÚLTIMOS JEDI en cines, en todas partes.