La AMIRA en el calor de Río de Janeiro

La AMIRA en el calor de Río de Janeiro

En espera de la Copa del Mundo 2014 en Brasil, Jens Hoffmann pasó tres años haciendo MATA MATA (que se traduce como TODO O NADA), un documental sobre jugadores de fútbol brasileños tanto en formación como otros que ya son famosos. En la mayor parte del proyecto utilizó su propia ALEXA que él optimizó para poder usar como cámara en mano y en modo de operador único, pero se entusiasmó ante la posibilidad de probar la AMIRA, la cámara estilo documental de ARRI durante la mayor parte del rodaje.

MATA MATA trailer

En espera de la Copa del Mundo 2014 en Brasil, Jens Hoffmann pasó tres años haciendo MATA MATA, un documental sobre jugadores de fútbol brasileños. En la mayor parte del proyecto utilizó su propia ALEXA, pero se entusiasmó ante la posibilidad de probar la AMIRA, la cámara estilo documental de ARRI durante la mayor parte del rodaje.

¿Cómo configura su ALEXA para un trabajo de tipo documental?

La he modificado agregándole un receptor de sonido, lo que significa que puedo usarla como cámara documental yo mismo sin un asistente de sonido. Yo no organizo las cosas en mis documentales, por lo que necesito una cámara que me posibilite trabajar rápido y cubrir un rango dinámico amplio permitiéndome rodar en situaciones de oscuridad sin luces, o caminar desde la oscuridad hacia la intensa luz del sol. Me encanta poder contar con todo el menú en el visor lo que hace que me resulte fácil ajustar las cosas yo solo, y otra gran ventaja es su workflow sencillo: nunca tuve un solo archivo corrupto, lo que es extraordinario.

¿De qué forma ayudó la ALEXA a lo largo de este proyecto?


La ALEXA me permitió rodar en situaciones que ninguna otra cámara habría podido manejar. En Brasil teníamos una escena con un vehículo; afuera estaba muy luminoso pero dentro del automóvil estaba bastante oscuro y sin embargo la exposición se mantuvo. Incluso en situaciones de luz espantosa donde no puedes creer que logras obtener una imagen, la ALEXA de alguna forma logró que la misma se viera bien. La herramienta de false color ha sido muy útil porque puedo estar seguro de mi exposición sin quitar el ojo del visor.

Cuando escuchó hablar de la AMIRA ¿qué pensó?

Mi primera reacción fue pensar que se trataba de una cámara que tenía todo lo que yo había querido tener en la ALEXA: es un poco más liviana, tiene buenas conexiones de audio y su ergonomía es fácil de ajustar en hombro. ¡Desearía haberla tenido dos años atrás! Amo la ALEXA y tengo un vínculo muy personal con esa cámara, pero la cambiaría por la AMIRA para el trabajo que hago. Pienso que la AMIRA sería mi perfecto caballito de batalla.

Pienso que AMIRA podría ser mi caballo de batalla perfecto.

¿Cuáles escenas rodó con la AMIRA?

Estábamos filmando a unos chicos mientras jugaban al fútbol en la calle en Ciudad de Dios -la tristemente célebre favela de Río de Janeiro-. La idea era insertar unas cuantas tomas estilizadas a 200 fps que pudiéramos utilizar para la apertura del film, esa parte en la que Dante -el jugador del Bayern Munich y uno de los seis protagonistas- habla sobre cuando de niño jugaba en las calles, por lo que utilizamos las tomas de AMIRA para eso.

Fue casi una situación de combate para la cámara: más de 40 grados de temperatura, sin viento, extremadamente polvoriento y sucio, sudor, chicos y perros olfateando alrededor de la cámara, todo lo que uno no quiere. Comenzamos utilizando una almohadilla Steadybag y también sosteniendo la cámara en la cadera lo que me permitió caminar entre los niños que jugaban. De ahí la subí al hombro y luego al trípode, por lo que usé la AMIRA en varias posiciones diferentes.

¿Fue fácil pasar de una posición a la otra?

Pasarla al trípode fue fácil y rápido porque se puede dejar la platina adaptadora de liberación rápida en la cámara mientras se rueda cámara en mano y luego montarla directamente sobre el trípode. También ayudó mucho el poder mover la base para hombro hacia atrás y adelante. Encontrar una posición cómoda es fácil y rápido. Como la AMIRA pesa menos que la ALEXA para mí fue perfectamente posible rodar cámara en mano con un zoom por períodos largos.

Al ser la AMIRA más liviana que la ALEXA para mí fue perfectamente posible rodar cámara en mano con un zoom por períodos largos.

¿Qué tal le pareció grabar en las tarjetas CFast 2.0 incorporadas?

Parecen muy resistentes y lo grandioso es que en ellas se puede almacenar tanto, quizá el doble que en las tarjetas SxS PRO en ALEXA, por lo que no hay que preocuparse de estar cambiando tarjetas todo el tiempo. Para una tarde completa de rodaje con AMIRA sólo utilicé una tarjeta y media, incluso rodando a 200 fps. A velocidades normales imagino que para el rodaje de todo un día sólo necesito una tarjeta.

¿Utilizó las conexiones de audio multicanal de la AMIRA?


Dado que rodábamos a 200 fps no había grabación de audio, pero algo rodamos a 25 fps y fue bueno poder enchufar un micrófono directamente en el conector XLR de la AMIRA sin necesidad de dispositivos intermedios. Eso nos permitió grabar, sin problemas, algunos sonidos ambiente de los chicos jugando al fútbol.

¿Cómo se compara lo rodado con la AMIRA con el material de su ALEXA?

La calidad de imagen y el rango dinámico son exactamente los mismos que en la ALEXA. La única forma de distinguir lo rodado con la AMIRA es porque está a 200 fps. La luminosidad en Río es impresionante, con una luz solar muy fuerte y sombras muy oscuras, por lo que necesitamos el rango dinámico para esos contrastes extremos a pleno día, y también necesitamos la sensibilidad cuando la luz empezaba a bajar, porque la luz baja muy rápido. Incluso cuando parecía que estaba demasiado oscuro para rodar lográbamos tomas increíblemente buenas con la AMIRA.

¿Qué les falta aún por rodar?


La escena final de nuestra película será cuando se anuncie el Seleccionado de Brasil, cuando Dante descubra si cumplirá su sueño de participar en la Copa del Mundo 2014. Rodaremos eso el 7 de mayo y nuestra première en el cine de ARRI en Munich será apenas cuatro días más tarde. Ya habremos terminado de editar pero dejaremos un hueco de 90 segundos y tan pronto como terminemos de rodar iremos a ARRI y agregaremos ese fragmento, pronto para verlo en la sala de proyección.