BARRY, de HBO. DP Paula Huidobro al control

BARRY, de HBO. DP Paula Huidobro al control

Ya en el final de su primera temporada, BARRY, de HBO, es una comedia negra sobre un asesino a sueldo del medio oeste americano (protagonizado por Bill Hader) que viaja a Los Ángeles para matar a alguien. Se tropieza con una clase de actuación comunitaria dirigida por el extravagante Gene Cousineau (Henry Winkler). “Lo que hizo que BARRY me pareciera interesante fue la combinación de humor negro, su trágica inocencia y lo mucho que todos los personajes se esforzaban por destacarse en la vida… no siempre con éxito”, dice la directora de fotografía de BARRY, Paula Huidobro. “Me encanta el hecho de que Barry vivió una doble vida y de cómo, a veces, la conducta de los criminales refleja la de sus compañeros de clase en la escuela de actuación. A veces, los alumnos de actuación parecen más despiadados que los propios criminales. Los personajes están muy bien desarrollados y van creciendo dentro de nosotros a medida que vamos aprendiendo sobre ellos. Todos parecen tener una misión y es increíblemente divertido ver cómo fracasan pero siguen intentándolo”.

Me gusta la versatilidad de los SkyPanels y me gusta el color de los HMI de ARRI y lo consistentes que son.

La productora Aida Rogers trajo a Huidobro al proyecto luego de ver su video demostrativo y recomendarla a los co-creadores de BARRY, Hader y Alec Berg. “Me entrevistaron e inmediatamente conecté con ambos, hablando del material y de su visión para el estilo del proyecto”, dice Huidobro quien, previamente, había rodado una cadena de largometrajes independientes y proyectos para televisión. “Bill quería que la cámara estuviera compuesta y disciplinada. Él quería preservar el modo estudio en el que se había rodado el piloto, y pasó tiempo bloqueándolo y ensayando para tomas completas donde los actores y la cámara bailarían juntos”. Agregó que los creadores no querían mostrar demasiado de la violencia para no glorificarla ni estilizó esas secuencias con múltiples ángulos y tomas que alejaran a la audiencia de la violencia. Con respecto a las referencias, Hader es un gran admirador de Billy Wilder, particularmente EL APARTAMENTO (THE APARTMENT), y los filmes de los hermanos Coen, particularmente QUÉMESE DESPUÉS DE LEERSE (BURN AFTER READING), fueron también “una gran fuente de inspiración” para el estilo visual del programa.

Huidobro y su equipo usaron tres cámaras ARRI ALEXA, una ALEXA Mini y zooms Optimo del centro de alquiler Otto Nemenz. Durante pre-producción, bloquearon escenas y crearon listas de tomas. “Una vez que los actores estaban en el set ajustábamos sus marcas o yo sugería algunos cambios de manera de poder llevar la toma por más tiempo”, dice. “También tratamos de encontrar comedia en los cuadros”.

Bill Hader y Sarah Goldberg; Foto: Jordin Althaus, cortesía de HBO

En una de las escenas favoritas de Huidobro en el Episodio 7, un pequeño aeroplano en el que viaja el jefe de una pandilla aterriza, justo cuando Barry y su equipo llegan conduciendo, y sobreviene una violencia caótica. Es una escena que normalmente habría sido relatada con un frenético trabajo de cámara y muchos cortes para realzar la violencia. Por el contrario, la toma comienza con la aeronave en el cielo, y la sigue suavemente hasta que aterriza. “Entonces ves un pequeño coche aproximándose desde cierta distancia”, dice Huidobro. Cuando los gángsters, que están esperando la llegada de su jefe, ven el SUV de Barry apareciendo en el horizonte, deciden que no hay otra opción y le disparan, haciéndolo girar en el aire y estallar. “En vez de sentirse peligroso, el trabajo de cámara fue muy calmo, cuidadoso, casi tradicional”, nos dice. “La yuxtaposición del paso lento, de cuán calmos están los personajes y cuán formales son los cuadros, está en total oposición con lo que uno esperaría en esta intensa y peligrosa situación. Eso es lo que la hace, en mi opinión, incluso más divertida, y lo que parece ser el estilo general de BARRY”.

En el Episodio 8 trabajó estrechamente con Berg, quien dirigió el episodio. En el mismo, ella apunta, BARRY le pega un puñetazo en el rostro a quien fuera alguna vez su aliado Fuches, lo que provoca que Fuches se vuelva en su contra y ofrezca información sobre él a su mutuo enemigo Goran. “Todos los personajes se desmoronan y sus lealtades cambian”, dice. “Yo pensaba que la iluminación, el encuadre, el blocking y los movimientos de cámara estaban completamente en sincronía. Hicimos una lista de las secuencias y disfrutamos capturando el humor negro de la situación en la forma en la que encuadramos a los personajes, y las tomas de grupo que realmente muestran la dinámica del poder”. Sus esfuerzos en el episodio le valieron una nominación al Emmy a Mejor Fotografía.

Director Alec Berg con DP Paula Huidobro. Foto: John P. Johnson, cortesía de HBO

La iluminación también desempeñó un papel importante en trasmitir el look visual que el equipo creativo buscaba. “Yo quería que la luz fuera lo más suave posible, lo que nos permitía trabajar con relativa rapidez y continuidad”, dice. “Mi gaffer Paul McIlvine y yo nos decidimos por un enfoque más de la vieja escuela usando Fresnels, booklights, y globos chinos en vez de tecnología LED, que se ha convertido en la norma”. Para los exteriores diurnos usaron el ARRI M18, los ARRIMAX y SkyPanels. “Me gusta la versatilidad de los SkyPanels y me gusta el color de los ARRI HMI y lo consistentes que son”, dice. “Fueron herramientas grandiosas con las que trabajar”.

“Queríamos que la iluminación fuera real”, continúa. “Yo estaba obsesionada con que no hubiera sombras que pudieran distraer al espectador de los rostros o de la comedia pero aún así hay algo de contraste. Queríamos dar forma a la luz de manera interesante. Nunca quise pasarme a la iluminación simple de comedia, pero también, por lo general evité la iluminación dura”. También se usaron muchas luces prácticas, tanto en locación como dispositivos instalados en los sets. “Siempre las difuminaba y controlaba cuando estábamos fuera de cámara”, dice. “Una clave para lograr finalizar en el día de rodaje todo lo planificado fue que podíamos introducir muchas soluciones de iluminación en nuestros sets”.

Anthony Carrigan y Glenn Fleshler. Foto: Jordin Althaus, cortesía de HBO

Eso incluyó armar una “hermosa soft box” en uno de los principales sets de rodaje, el teatro del actor, que Huidobro calificó de “invaluable”. Su key grip Paul Perkins estaba “totalmente preparado para cortar y difuminar todo en locación”. “Estoy segura de que lo enloquecí con todos mis pedidos pero realmente me apoyó y superamos un montón de situaciones complicadas”, dice. “Contar con la confianza de Bill fue también importante. Pudimos programar y bloquear nuestras locaciones externas de forma tal que ayudó a la iluminación y sé que en televisión no siempre es el caso”.

Enlaces relacionados >>