Del Toro + Laustsen crean LA FORMA DEL AGUA

Del Toro + Laustsen crean LA FORMA DEL AGUA

Capturada con ALEXA y Master Primes e iluminada con SkyPanels, LA FORMA DEL AGUA es una historia de amor de otro mundo.

Con LA FORMA DEL AGUA el director Guillermo del Toro logra, una vez más, una conjunción mágica de cuento de hadas, emoción y drama, con la fotografía como principal protagonista en la creación del ambiente y del tono. Del Toro convocó al director de fotografía Dan Laustsen, ASC, con quien ya había trabajado en MIMIC y CRIMSON PEAK. "El diseño final de la criatura se hizo con luz", dice del Toro. "Si yo no hubiera contado con un director de fotografía que comprendiera eso, esto no habría funcionado. Dan también entiende [que se trata de emociones], no solo de luz principal, luz cruzada, luz de reborde y todo eso". Laustsen recuerda sus primeras conversaciones con del Toro sobre cómo cumplir con las rigurosas exigencias del guión. "Su visión era tan fuerte que empecé a creer que era posible", dice. 

Del Toro (izq.) y Laustsen en el set de LA FORMA DEL AGUA. Foto cortesía de Fox Searchlight

Dos aspectos de LA FORMA DEL AGUA inmediatamente intrigaron a Laustsen. Primero, las dos figuras principales del filme -Elisa (protagonizada por Sally Hawkins) y la criatura anfibia (protagonizada por Dough Jones)- no hablaban ni una palabra. "La sola idea de dos personajes mudos que se conectaban es muy cinematográfica", dice. El hecho de que una parte importante de la película transcurriera en y bajo el agua también fue muy interesante. "Todo está en movimiento en el filme", dice. Laustsen utilizó ARRI ALEXA y lentes Master Prime ARRI/Zeiss. "Con esa combinación realmente puedes ver los detalles", explica.

THE SHAPE OF WATER | Shape, Form and Light | FOX Searchlight

Un vistazo detrás de cámaras a la fotografía y al diseño de producción de LA FORMA DEL AGUA.

Laustsen y del Toro previamente trazaron movimientos de cámara muy precisos. "La cámara se está moviendo todo el tiempo", dice Laustsen, e informa que utilizó Steadicam, dollies, brazos jib, hot head y una Technocrane. Agrega que debían planificar muy cuidadosamente porque el presupuesto para el filme no les permitía contar con una Technocrane todo el tiempo. "Contamos con fantásticos dolly grips", dice. "Guillermo hablaba con ellos a través de los auriculares. Sabe exactamente dónde debe estar la cámara porque sabe cómo va a cortar. Por eso la cámara no iba de acá para allá en el riel. Solo está flotando porque él va a cortar de un movimiento de cámara al siguiente movimiento de cámara". 

Debido al movimiento constante de la cámara, la iluminación fue tan difícil como crucial para el look del filme. "Estuvo bien organizado con una relación muy estrecha entre el diseñador de producción, la gente de maquillaje, peinados y vestuario, yo mismo y Guillermo, por supuesto", dice Laustsen. "Todos los colores eran importantes pero especialmente los colores de la pared, que estaban pintados de un tono azul acerado". La escena inicial y la final fueron rodadas en entorno seco que simulaba agua lo que permitió a los actores desempeñar sus papeles con los ojos abiertos. "Todo eso se hace en la cámara, rodado con Steadicam, con una enorme cantidad de humo en el estudio", dice. Las máquinas de viento mueven las ropas de Elisa y también se utilizaron algunos proyectores en la parte de atrás como luz clave que también se está moviendo. La secuencia se rodó a 48 fps y el estudio de efectos visuales Mr. X ubicado en Toronto agregó los peces y los elementos flotantes. "Te da la sensación de estar bajo el agua pero no en forma realista, lo que da un buen tono a la película", dice.

Foto cortesía de Fox Searchlight.

Un gran director de fotografía es como un director de orquesta: trasmite emoción con la luz en vez de con las notas musicales.

La producción también utilizó ARRI SkyPanels conectados a una consola de dimerización para iluminar el departamento, ubicado arriba de un cine con luces de neón, donde Elisa vive. "Broméabamos con que la luz subía a través del piso, y eso eran todos SkyPanels", dice Laustsen. "Los usamos lo más que pudimos. Con luces LED puedes crear todos los colores, todos los cambios en el mundo pero es fácil cometer errores por lo que hay que ser muy cuidadosos". Del Toro adoró el resultado. "Dan es un genio con la luz", dice entusiasmado. "Pudo iluminar el filme como si fuera un blanco y negro de los años 50 aunque utilizamos color. La luz es muy expresionista y llena de sombras y pienso que se siente muy clásica". 

Una de las escenas que más enorgullecen a Laustsen se desarrolla en el cuarto de baño donde la criatura dentro de la bañera y Eliza se dan cuenta de que se están enamorando. "Cambiábamos la luz: de estos azul-verdosos acerados a una luz más dorada y romántica", dice. "Fue muy importante para Guillermo y para mí que Sally luciera como una princesa, y ambos se ven fantásticos. Fue una toma hecha con dolly/brazo y hacíamos trampa con la luz todo el tiempo", agrega. "Alguien que observe muy cuidadosamente verá que hemos cambiado la luz clave de un lado al otro. Pero no deseábamos contar una historia realista; queríamos narrar un cuento de hadas y creo que funcionó muy bien". 

Esta es la tercera colaboración de Laustsen con Del Toro luego de Mimic y Crimson Peak. Foto cortesía de Fox Searchlight

Del Toro concuerda. “Pienso que todos los grandes directores de fotografía son emocionales”, dice. “Un gran director de fotografía es como un director de orquesta: trasmite emoción con la luz en vez de con las notas musicales”.