Control liviano con Master Grips ARRI

Control liviano con Master Grips ARRI

No pasa con demasiada frecuencia en la historia de la cinematografía que un operador de cámara tenga que lidiar con equipamiento de hombro que sentía que era demasiado ligero.
El director de fotografía Marvin Hastert y su equipo de VPS Media se vieron en esa poco usual situación al filmar en un vuelo que simulaba ingravidez. Y los Master Grips ARRI les proporcionaron todo el control que necesitaban.


Desarrollados para entrenar astronautas que se preparan para entrar en órbita, los vuelos parabólicos son una de las pocas formas en las que gente con ocupaciones terrestres puede experimentar la ingravidez. La técnica implica que un piloto, al volar en un patrón de subidas y bajadas estrictamente controladas, anula los efectos de la gravedad.

BigCityBeats había encargado a Marvin Hastert trabajar en la publicidad para un festival llamado “World Club Dome Zero Gravity”. El rodaje involucraba filmar estas maniobras en una aeronave que había sido acondicionada como club nocturno, con una barra y un DJ. El equipo contaba con dos ARRI AMIRA y dos ALEXA Mini equipadas con Master Grips. Esto presentaba algunos desafíos únicos.

“No se puede describir la sensación”, nos dijo Marvin. “Es un poco como andar en una montaña rusa pero más extrema. Pronto descubrimos que era realmente importante sostener la cámara con firmeza. Durante nuestro primer intento la cámara se pegó al techo, sobre nuestras cabezas”.

Tres de los operadores de cámara debieron ser amarrados al suelo de la aeronave.

Los Master Grips brindaron a los operadores de las ALEXA Mini todo el afinado control que necesitaban, al tiempo que les permitieron mantener bien sujetos sus equipamientos. “Nos amarramos a las cámaras y a tres de nosotros los amarraron al suelo de la aeronave con arneses de montaña. De otra forma habríamos flotado a lo largo de la cabina sin remedio, pues no hay nada que puedas hacer para evitarlo”.

Los Master Grips les permitieron controlar cada prestación con la punta de los dedos. “Teníamos el balancín a la derecha y la rueda a la izquierda y entonces, combinado con motores cforce mini, los Master Grips nos posibilitaron alterar la nitidez, el zoom y la apertura”.
Una vez que las cámaras estuvieron totalmente al hombro, la falta de gravedad tuvo algunas ventajas específicas para los operadores. “Nada temblaba”, dice Marvin, “podíamos lograr tomas muy suaves y no había necesidad de gimbals”.

Las herramientas correctas para el trabajo: ALEXA Mini, AMIRA y Master Grips.

Marvin vio que los Master Grips eran fáciles de usar y de personalizar para las necesidades específicas del rodaje. “Puedes ajustarlo perfectamente tú mismo, lo que te da absoluta libertad. Yo tenía REC grabando en el botón rojo de la derecha, y tenía el cambio entre nitidez y apertura en el botón rojo de la izquierda. Con el joystick pasaba lo mismo: de arriba hacia abajo eran los filtros NDA,  afuera y adentro, izquierda a derecha el zoom. Todo se hacía rápidamente y luego de intentarlo tres o cuatro veces todo se volvió completamente intuitivo”.

El rodaje fue disfrutable y exitoso y Marvin considera que los Master Grips fueron vitales para este éxito. “Los Master Grips nos brindaron muchísimas buenas opciones y el manejo fue grandioso. Sencillamente tuvimos las cámaras bajo control todo el tiempo, y estuvieron estables en nuestras manos”.

Fotos:
Imágenes 1-3: Digitized Reality
Imagen 4: VPS Media