ALEXA Mini utilizada para rodar AMERICAN MADE

ALEXA Mini utilizada para rodar AMERICAN MADE

El veterano director de fotografía César Charlone ABC hace uso de la flexibilidad y capacidad de la ALEXA Mini para AMERICAN MADE, el éxito de taquilla de acción de este otoño (hemisferio norte).

Protagonizado por Tom Cruise y basado en la historia real de Barry Seal, un piloto comercial devenido en traficante de drogas devenido luego en informante, AMERICAN MADE contiene todos los elementos de un thriller de intensa acción. Forzado a rodar en variados y a menudo reducidos entornos, el director de fotografía César Charlone ABC comparte aquí su experiencia de trabajar con el paquete de cámara ALEXA Mini proporcionado por ARRI Rental Atlanta.

¿Cómo hizo frente la ALEXA Mini a las diferentes tareas que se presentaban?

La ALEXA Mini es muy agradable en cuanto a peso y tamaño, muy cómoda. El sentimiento que queríamos obtener para el filme era un estilo documental del tipo “run and gun”, y para ello necesitábamos una cámara muy liviana. El tamaño de la ALEXA Mini nos dio la libertad para movernos de un lado a otro con facilidad. Con cámara en mano puedes ir de un lado a otro junto con el actor y darle libertad. Cambia totalmente la actitud de la filmación y da a los actores una sensación más natural de estar en la escena.

DP César Charlone ABC, Tom Cruise y el director Doug Liman en set.

¿Esta flexibilidad les ayudó con alguna escena en particular?

Algunas de mis escenas favoritas que rodamos con la ALEXA Mini fueron los interiores de los aviones y automóviles, donde podíamos rodar cámara en mano. Yo podía poner la cámara en el salpicadero y podía obtener un primer plano de Tom Cruise con el actor en el asiento trasero. Podíamos hacerlo con un determinado ritmo y sin tener que resetear para cada ángulo de cámara porque, sencillamente, yo podía cambiarme de asiento dentro del coche para obtener la perspectiva que deseaba con poco esfuerzo.

¿La ALEXA Mini le hizo más fácil la forma de trabajar? 

Desde que dejé la secundaria a mediados de los años 70 he tenido ganas de que la cámara funcionara como un micrófono libre en el que pudiera monitorear en un lugar y capturar en otro. He estado haciendo esto ya por bastante tiempo. Utilizo pequeñas gafas estilo antiparras en las que puedo recibir la imagen. Luego sostengo la cámara a distancia de mi cuerpo y disparo. Entonces, cuando llegó la ALEXA Mini hice lo mismo. Simplemente quité el ocular y utilicé mis antiparras; el cuerpo de la cámara estaba conectado con un cable. Esto me permitía operar la cámara con libertad. Por ejemplo, cuando ruedo dentro de un avión puedo colocar la cámara en frente y rodar hacia atrás, conmigo sentado en la parte de atrás. No hay forma de poder hacer eso a través de un visor por lo que el cable y esas antiparras me ayudaron mucho. 

DP César Charlone ABC con ALEXA Mini en set.

¿De qué manera la captura digital cambió el proceso de filmación? 

Yo vengo del mundo de la fotografía fija, por lo que desde el inicio siempre dependí de la postproducción. Es un enfoque totalmente diferente para la cinematografía. Antes de la era digital había muchísima presión en set para contar con el filtro correcto y el equipamiento necesario para tu look y eso ponía en riesgo la relación entre el director de fotografía, el director y el actor. A mediados de los 80 hice una película en la que dediqué todo a obtener una propuesta visual del filme, y luego se editaba, había tantas cosas que quería cambiar. El filme fluye a un paso y ritmo determinados y quizá quieras cambiar el contraste o la saturación de color para algunas escenas. Ahora puedes hacerlo todo en post. Creo muy firmemente en el poder de la edición y en tener la libertad de elegir después, lejos del estrés del set. En el set tengo un chiste, les digo “La cantidad es mejor que la calidad”, porque la calidad puedo obtenerla en la edición. Demos a los equipos de edición tantas tomas y posiciones de cámara como podamos, porque la realidad real se ve en la edición.

¿De qué forma han afectado su industria ARRI y sus productos? 

Cuando ARRI apareció con el sensor RAW fue como película en negativo, nos dio a los directores de fotografía mucha libertad. El sensor que tiene ARRI es hermoso, es perfecto. Me alegra mucho que ARRI esté a la vanguardia de la industria fílmica porque investigan en forma constante y ese diálogo con los directores de fotografía ayuda a producir nuevas cámaras. Es lindo saber que ARRI trabaja tan estrechamente con los directores de fotografía, y ahora tenemos una cámara de la que no tengo queja alguna.

Photos: © 2017 Universal Pictures (2), Robin Le Chanu (1)