ALEXA, Alura y la aurora boreal

ALEXA, Alura y la aurora boreal

Tanto como director de fotografía o como aclamado compositor musical, Philip Clemo desafía cualquier clasificación. Este creativo británico polifacético y con múltiples talentos es un experimentalista que continuamente busca evocar una respuesta emocional inmediata en su audiencia a través de su arte.

Con el zoom Alura no había señal de aberración cromática, el flare estaba bien controlado y en la corrección de color combina bien con los Master Primes.

Su trabajo actual, quizá el reflejo contrapuesto de su trabajo anterior con la BBC (editando el crudo programa semanal PANORAMA de política y asuntos de actualidad) requiere un nuevo estilo de fotografía, donde el espectador queda absorbido completamente por la belleza del sonido y las imágenes. Con este fin, Clemo utiliza la ALEXA de Arri y un zoom Alura de ARRI/FUJINON, así como ópticas Master Prime ARRI/ZEISS de 14 mm y 17 mm.

“Tengo experiencia en post producción y aunque mis producciones a menudo revelan la naturaleza en forma poco común”, dice, ”me gusta lograr resultados a través del lente y no apoyarme en intensiva corrección de color, edición o CGI para reproducir el mundo como yo quiero mostrarlo”.

En la actualidad, Clemo se encuentra trabajando en varias producciones sobre el medioambiente: una instalación multimedia envolvente, una serie de cortos y un largometraje titulado BREATH: JOURNEYS THROUGH THE LANDSCAPES OF LIFE, que cuenta la historia de la evolución humana en el contexto de los cambios evidenciados en la naturaleza, en el medioambiente e incluso a escala planetaria. Es por eso que terminó rodando en el helado paisaje de los fiordos noruegos.

Interesado en la posibilidad de respuestas sinestésicas al medio ambiente y el interjuego de sonidos, colores, movimientos y formas, Clemo viajó al norte para rodar paisajes árticos de transición, paisajes marinos y las maravillas de la aurora boreal o luces del norte.

"Previo al viaje evaluamos varios sistemas de cámara digital y realizamos pruebas en un sótano oscuro”, dijo Clemo. “El rendimiento de luz baja de ALEXA fue simplemente sobresaliente; fue una decisión muy clara dado que rodar de noche era el componente clave del viaje”.

En campo, Clemo sometió la cámara a los rigores de largas exposiciones al cielo nocturno y durante el día capturó tomas del follaje, fauna y hielo, a menudo nieve que refractaba mucho la luz del sol.

“La luz del cielo nocturno de Noruega puede ser increíble”, apunta. “La falta de ruido en las imágenes que capturé realmente le hacen justicia, y la forma en la que ALEXA manejó los contrastes extremos de las tomas diurnas no es menos impresionante. Ya había realizado tomas de la aurora boreal anteriormente con otras cámaras digitales y los resultados no habían sido satisfactorios”.

Clemo elogia particularmente al zoom Alura de 45-250 mm. “Es un equipo muy robusto que necesita un trípode resistente; no hay duda de su calidad mecánica y óptica”, dice. “No tuve problemas para intercalar tomas entre el zoom Alura y los Master Primes y la única diferencia verdadera radica en el rango T-stop. Con el zoom Alura no había señal de aberración cromática, el flare estaba bien controlado y en la corrección de color combina bien con los Master Primes”.

Tan pronto verifiqué la exposición en el vectorscopio y apliqué una corrección de color a uno de los clips me di cuenta de que la ALEXA había capturado enormes cantidades de detalles.

Mientras filmaban bajo un cielo despejado las temperaturas bajaron a -20ºC. A Clemo lo alivió ver que el equipo ARRI trabajó sin problemas todo el tiempo. Halló que los controles de la ALEXA eran muy intuitivos, lo que le permitió realizar tomas con facilidad y confiar en que la cámara le daría resultados. Apunta: “Manejar equipos en estos climas no era el peor de los desafíos que yo había anticipado. Pude trabajar con la cámara en forma rápida y precisa, incluso con guantes”.

Grabar en ProRes 444 en tarjetas SxS PRO le dio un excelente balance entre calidad de imagen y tamaño de archivo. Asimismo hizo posible un workflow sin fallas, y las tarjetas de memoria se transferían a discos duros externos gemelos para asegurar totalmente los datos.

"Rodar en lugares lejanos implica tener confianza en el equipo y en la media”, dice Clemo. “Hallé que cada pieza del equipo, cada elemento de la cadena de producción era impecable”.

Clemo configuró la cámara para capturar en Log C. Esto suponía una curva de aprendizaje: “Me preocupaban algunas luces estalladas que se veían en mi laptop al convertir algunas de las tomas a Rec 709”, dice. “Sin embargo, tan pronto como verifiqué la exposición en el vectorscopio y apliqué una corrección de color a uno de los clips me di cuenta de que la ALEXA había capturado enormes cantidades de detalles e información visual, incluso en algunas de las condiciones de iluminación más extremas”.

Las piezas resultantes, actualmente ya editadas en cortos promocionales, son visualmente espectaculares y altamente evocadoras. La filmación fluye entre tomas microscópicas, macroscópicas y panorámicas y la intensidad y las texturas naturales de las imágenes, describen, en el proceso, una obra de arte heterodoxa y desconcertante.

“Intento comunicar en forma visual, no verbal, para provocar una especie de experiencia visceral, infantil, pre-lingüística”, concluye. “El kit ARRI y el equipo de colaboradores de ARRI han sido una parte invaluable del proyecto”.

Kieron Seth